La reflexología facilita el sueño


Una polisomnografía (del gr. poly, "muchos"; somno, "sueño"; y graphy, "escritura") es una prueba de múltiples parámetros usada en el estudio del sueño.

Reflexología y polisomnografía: los cambios en la actividad de las ondas cerebrales inducidas por la reflexología promueven las etapas del sueño N1 y N2.
Esmel-Esmel N, Tomás-Esmel E, Tous-Andreu M, Bové-Ribé A, Jiménez-Herrera M.

FONDO:

Varios estudios han demostrado la efectividad de la reflexología en diferentes problemas de salud, así como la obtención de un alto grado de relajación durante su aplicación. Un estudio previo sugirió una posible relación entre la relajación obtenida durante la sesión de reflexología y el sueño. Sin embargo, el diseño del estudio no proporcionó evidencia para esta hipótesis. En este estudio, utilizamos un polisomnograma para investigar los efectos durante su aplicación.

MÉTODO:

Estudio experimental prospectivo realizado en un laboratorio del sueño. Doce adultos sanos se inscribieron. Se crearon dos grupos según si tenían conocimiento de reflexología o no. La reflexología se aplicó durante 35 min y sus efectos sobre el sueño se midieron mediante polisomnografía. Se realizó un análisis descriptivo y bivariado. Se consideró apropiado realizar un análisis bivariado mediante la prueba de chi-cuadrado o ANOVA.

RESULTADOS:

Después de controlar los datos de referencia, nueve de los participantes se movieron hacia las etapas N1 (p = 0,833) y N2 (p = 0,227), permaneciendo en estos estados entre 4 min y 25,5 min. No se encontraron diferencias significativas entre los dos grupos.

CONCLUSIONES:

La aplicación de la reflexología induce cambios en la actividad de las ondas cerebrales en correspondencia con la aparición de un alto grado de somnolencia y sueño (sueño NREM N1 y N2). Hay una transición gradual y una progresión ordenada desde la vigilia hasta el sueño, lo que podría explicar los efectos de la relajación y el bienestar obtenidos con este método, así como muchos otros beneficios.